ALASKA, LA ÚLTIMA FRONTERA.


  • 15 días
  • 10
  • furgoneta
  • Hotel, cabañas
  • Alaska, EE.UU

 


Un viaje único por la Alaska más auténtica, concebido para adentrarse en las majestuosas montañas, los espesos bosques y los cristalinos arroyos de esta región del norte de América.

Cruzaremos prístinos riachuelos y navegaremos en canoa por espectaculares fiordos y caudalosos ríos para descubrir la Alaska profunda (tierra de indios, tramperos aislados, hábiles pescadores y morada de gran variedad de fauna mítica como osos, lobos, alces y caribús), siguiendo los pasos de sus antiguos pobladores.

Veremos los glaciares tan de cerca que hasta podremos tocar el hielo y explorar sus morrenas. Alcanzaremos la costa virgen, donde abunda la fauna marina muy cerca de los pequeños y aislados pueblos de pescadores. Todavía hoy, sus habitantes mantienen una forma de vida tradicional en un entorno montañoso de ensueño, con bosques y glaciares que llegan hasta el mar entre valles profundos, y donde los ríos fluyen repletos de salmones en verano, y los animales deambulan en libertad por las grandes extensiones del norte y su tundra.

Vuelo Ciudad de Origen – Anchorage

Salida en vuelo hacia la capital de Alaska. Llegada y alojamiento.

Noche en hotel.

Chugach State Park.

A primera hora de la mañana nos dirigiremos al Parque Estatal de  Chugach, uno de los cuatro parques estatales más extensos de Estados Unidos.

Además de su prolongada y bella línea costera, su paisaje plagado de lagos, enormes glaciares y vastos campos de hielo, nos sobrecogerá y nos hará conscientes de la grandeza de la naturaleza que nos rodea.

Combinaremos naturaleza e historia realizando la marcha de Crow Pass Trail, que transcurre por el famoso camino Iditarod Historic Trail. Se trata del único sendero histórico nacional de Alaska, utilizado en origen, para conectar entre si a los pueblos nativos de Alaska, aunque alcanzó su máxima importancia a principios del S.XX durante la Fiebre del Oro, utilizándose como red de comunicación entre las minas de oro y las localidades que se desarrollaron y crecieron a su alrededor.

Esta ruta está considerada como una de las mejores excursiones de todas las montañas de Chugach y durante su recorrido disfrutaremos de imponentes glaciares, cascadas, bellos paisajes florales y variada vida silvestres.

Alojamiento en Seward

%MCEPASTEBIN%

Seward – Parque Nacional de los Fiordos de Kenai.

Tras el desayuno nos desplazaremos al Parque Nacional de los fiordos de Kenai, paraíso inigualable de glaciares, donde la nieve y el hielo cubren el 60 % de su superficie.

Comenzaremos nuestra marcha en el imponente glaciar Exit, situado al este del parque, y continuaremos hasta la cima del campo glaciar. Se trata de uno de los glaciares más grandes de Alaska. Con sus más de 150 Km. de largo y 40 Km. de ancho, ocupa parte de la península de Kenai y es el hábitat de gran cantidad de animales como las cabras blancas de montaña, las marmotas y los abundantes osos negros.

Tarde libre en el pintoresco pueblo de Seward donde podremos sumergirnos en la vida local, disfrutando de la llegada a puerto de los barcos de pesca del salmón y el halibut, con todo el ambiente de un puerto pesquero en plena actividad.

Noche en Seward.

Seward – Valdes

Dejaremos temprano la localidad de Seward en dirección a Whittier, en busca de su intacta naturaleza de agua, hielo y piedra. Una vez allí, tomaremos el ferri hacia Valdez, una pequeña localidad pesquera rodeada por algunas de las montañas costeras más altas del mundo. Desde aquí cruzaremos la famosa bahía del Príncipe Guillermo.

Durante la travesía, observaremos los icebergs que se desprenden del gigante glaciar Columbia, situado a pocas millas de distancia, así como sorprendentes paisajes y gran variedad de fauna marina de la zona, como leones marinos, ballenas, nutrias…y muchas aves acuáticas.

Noche en Valdez.

Glaciar Columbia en Kayak

Hoy conoceremos el mítico glaciar Columbia de la mejor manera que puede hacerse, en kayak. El uso de este particular vehículo nos posibilitará adentrarnos en el fiordo hasta donde el hielo nos permita, e intentar localizar a los mamíferos marinos más habituales del lugar.

El glaciar Columbia es el segundo glaciar de marisma más extenso de Norte América, conocido por su aporte de icebergs al mar. Vierte su hielo directamente al océano desde las montañas de Chugash, por donde discurre rodeado de bosques de abetos que llegan prácticamente hasta el borde del mar, creando una pared frontal de aproximadamente 90 metros de altura. ¡Y nosotros estaremos allí para verlo!

Noche en Valdez.

Valdez – McCarthy

Nuestro destino de hoy es la pequeña localidad de Chitina, de apenas un centenar de habitantes, hasta donde llegaremos por carretera cruzando por el Thomson Pass.

En nuestro camino hacia el interior, a través de las bonitas montañas de Chugash, divisaremos el glaciar Wortington,  donde comprobaremos con nuestros propios ojos, los efectos del calentamiento global en los glaciares de Alaska, ya que este glaciar ha experimentado durante los últimos 150 años, un retroceso continuo, aunque no tan dramático como muchos otros. Veremos de cerca la pintoresca catarata Horse Tail, que se alimenta de la nieve y el hielo derretidos, para posteriormente, alcanzar el cañón de Keystone, de magnífica geología y paredes de piedra, puerta natural hacia el interior de Alaska. (Duración del trayecto: 1 hora).

Ya en Chitina, cogeremos una avioneta para volar a hasta Mc Carthy, único acceso abierto al Parque Nacional Wrangell-Sant Elías, el más grande de todo Norteamérica.

El vuelo transcurre entre montañas de cinco mil metros con nieves perpetuas y glaciares gigantes que discurren por los valles, dando forma a un paisaje de ensueño repleto de bosques vírgenes y ríos caudalosos.

Visitaremos las orillas del río Cooper donde se amontonan las fish wheels o ruedas de pesca de origen nativo, tradicionales dispositivos que pescan de forma automática y continua los salmones que remontan el gran río, desde el océano hasta los lagos del interior.

A nuestra llegada visitaremos el pueblo fantasma de McCarthy, histórica población que nació bajo la influencia de las minas de cobre explotadas en la zona a principios del S. XX.

Noche en McCarthy.

McCarthy - Gakona

Por la mañana iniciaremos la marcha hasta los majestuosos glaciares Root y Kennicott, por el único camino a pie, de entrada al Parque Nacional Wrangell - St. Elias (4-5 horas). Exploraremos el hielo de estos glaciares que todavía hoy moldea la geología y el paisaje de forma rápida e inmisericorde. Disfrutaremos de una gran oportunidad para experimentar la grandeza de las montañas Wrangell y gozaremos de unas vistas inmejorables del valle.

De vuelta a Mc Carthy, tomaremos la avioneta hasta Chitina y desde allí, por carretera nos trasladaremos hasta la pequeña y alejada población de Gakona, donde nos alojaremos

Noche en Gakona.

Alaska Range

Hoy es el turno de las montañas rocosas de Alaska o Alaska  Range, una muralla de formidables montañas que separa la costa sur-central, del interior de Alaska.

Realizaremos una ruta de senderismo de incomparable belleza y ascenderemos por la lengua del glaciar de Cantwell, disfrutando de la autenticidad de un recorrido sin senderos marcados y nada turístico.

De camino a nuestro lodge, donde pasaremos la noche, ubicado al pie de la cordillera de Alaska, cerca del río Mclaren, nos detendremos varias veces para admirar el paisaje e intentaremos ver a los salmones remontar el el río Gulkana hasta el lago de Paxson o el lago Summit, ambos con unas vistas excepcionales. ¡Un auténtico espectáculo de la naturaleza!

Mclaren Glacier

Hoy realizaremos una ruta de senderismo por la zona del glaciar de  Mclaren. Caminaremos por la tundra alpina con los ojos bien abiertos, al encuentro de los caribúes que habitan la zona y nos deleitaremos con las excepcionales vistas abiertas de toda la coordillera de las montañas rocosas.

Tarde libre en el lodge, donde se podrán hacer excuriones en barco o en canoa por el Mclaren River.  (Opcional)

P.N. Denali.

Las imponentes torres de granito y las cumbres nevadas serán nuestro escenario de hoy. Saldremos por la mañana en dirección al Parque Nacional Denali, al que accederemos por la famosa carretera de Denali, el primer y más antiguo acceso al parque, que todavía sigue sin asfaltar.

Se trata de una zona remota, muy alejada de cualquier punto habitado y con servicios. A cambio, nos brinda la posibilidad de encontrarnos con la rica fauna salvaje que puebla este lugar como alces, caribúes, lobos u osos.

El parque, que va siguiendo en paralelo la cordillera de Alaska, nos ofrece vistas con paisajes a las montañas y los glaciares lejanos de una belleza excepcional.

Por la tarde nos trasladaremos hasta la zona del Denali siguiendo la famosa Parks Highway, donde realizaremos la primera caminata.

Noche en hotel en la zona de Denali.

 

Visita libre del Parque Nacional Denali,

A primera hora, el guía nos acompañara hasta la estación de autobuses oficiales del parque. Recorreremos el parque en esos autobuses hasta Eielson Visitor Center, dónde descenderemospara caminar por el parque siempre de forma libre, ya que las estrictas normas del parque impiden a los guías realizar su trabajo dentro de sus límites.

El autobús, será conducido por un chofer americano especializado en fauna del lugar, que irá deteniéndose para mostrar todos aquellos animales que se crucen por el camino (osos, lobos, caribús, etc).

A la salida del parque, el guía nos esperara en la misma parada a la hora acordada. 

Denali - Talkeetna

Comenzamos el regreso a Anchorage, la ciudad más grande de Alaska, pasando por el valle del río Susitna y deteniéndonos en el pequeño pueblo de Talkeetna al mediodía.

Talkeetna es la base de las expediciones que vuelan al Mt. Denali e incluso en un día claro, es posible vislumbrar su cima desde aquí. El ambiente de la localidad es muy animado y es la viva imagen de lo que los viajeros imaginan como un pueblo típico de Alaska,  donde Stubbs, el gato alcalde, es el habitante más ilustre y popular.

Visita a la ciudad.

Matanuska Glacier

Hoy tomaremos contacto con el último glaciar del viaje y caminaremos sobre el Glaciar de Matanuska. Se trata de uno de los glaciares más accesibles de Alaska ya que es bastante llano y no se requiere escalar. Eso sí, iremos acompañados de un guía que nos proporcionara los crampones y el material necesario para poder progresar.

Por la tarde nos dirigiremos de nuevo a la población de Anchorage para pasar la noche.

Anchorage – Vuelo Ciudad de Origen

Tiempo libre hasta el traslado al aeropuerto para tomar vuelo con destino a nuestra ciudad de origen.

Llegada a Ciudad de origen.

Llegada a ciudad de origen. Fin del viaje.




GRUPO MÍNIMO: 5 personas              GRUPO MÁXIMO: 10 personas
*Este programa podrá ser compartido con otras agencias.

PRECIO:.* euros+ tasas 320€ aprox
Precio sujeto al cambio de 1€ = 1.07$
Si el cambio a la fecha del viaje fuera menor se aplicaría la diferencia.

Suplementos:

-Suplemento por ocupación de 5 personas: 450 euros.
-Suplemento habitación individual (opcional y sujeto a disponibilidad): euros. 

INCLUYE:

  • Billete de avión, con tasas incluidas y gastos de gestión. No podemos asegurar que todo el grupo vaya en el mismo vuelo.
  • Vuelo internacional Barcelona o Madrid - Anchorage, traslados aeropuerto - hotel - aeropuerto.
  • Transporte terrestre para todo el recorrido de la ruta.
  • Alojamiento en hoteles turista en habitación doble para uso de dos personas.
  • Alojamiento en cabaña 1 noche hab doble con baño compartido 
  • Entradas a los Parques Nacionales en los que se realizan las marchas.
  • Actividad de kayak de duración 10h tour completo para visitar el columbia Glacier 
  • Vuelo en avioneta I/V 
  • Visita guiada la glaciar de Matanuska 
  • Seguro de asistencia en viaje + anulación
  • Chofer-Guía.

NO INCLUYE:

-   Comidas y cenas
-   Entradas a museos, espectáculos o monumentos.
-   Ningún otro servicio no señalado en el apartado “Incluye”.
-   Autorización ESTA (ver notas del viaje). 

FORMA DE PAGO: 1.350 euros en el momento de formalizar la inscripción. El resto debe ser recibido en la Agencia como máximo 30 días antes de la salida del viaje. Puede pagarse, por transferencia,o mediante ingreso en cuenta bancaria indicando con claridad la identidad de quien lo envíael viaje y la salida en la que se inscribe.