EL VIAJE DENTRO DEL VIAJE

El viaje dentro del viaje

El viaje dentro del viaje

: 30-07-2019 : 0 Comentarios


Noticia El viaje dentro del viaje

El senderismo es el mejor modo de adentrarse y conocer bien un paisaje. El viaje a pie es el viaje primigenio. Así se hicieron las primeras visitas a tierras nuevas. Caminar nos devuelve el ritmo natural de las cosas. En una sociedad tan acelerada como en la que vivimos, resulta prácticamente imposible apreciar la esencia real de lo que nos rodea. Necesitamos detener la velocidad de los vehículos que normalmente utilizamos para transportarnos para recuperar la escala espacio-temporal humana. Pararnos cuando nos plazca. Observar y apreciar el entorno a través de todos nuestros sentidos. Es algo que nos desestresará y serenará. Volveremos a sentirnos parte de la naturaleza, en comunidad con ella. Las cosas requieren de pausa y tiempo para que se nos muestren en su plenitud.

Las rutas a pie a lo largo de la historia han sido un gran medio de comunicación entre los pueblos. El cruce de individuos por el camino y el intercambio de sus experiencias narradas han enriquecido a estos durante muchos años. Las rutas comerciales o de peregrinación como el camino de Santiago han sido cruciales a este respecto. Y en la actualidad, el camino de Santiago sigue siendo un lugar de encuentro fascinante de personas de todas partes. Conserva su hegemonía en Europa como lugar de encuentro de diversas conciencias.

Para iniciar una ruta no se requiere de un gran y caro equipamiento, ni siquiera de un entrenamiento previo. Solo hay que tener ganas de iniciarla, un calzado apropiado y una mochila ligera con agua y algo de alimento. Andar es el ejercicio más sano y natural. Fuerza nuestro cuerpo en su justa medida. Tras una jornada a pie la comida se degusta de un modo maravilloso y el descanso se recibe con la mayor de las satisfacciones.

Muchos de los senderos retoman vías tradicionales de comunicación como cañadas reales y caminos vecinales. El caminante puede disfrutar según sus gustos personales de la belleza del paisaje; de las diferentes especies de insectos, plantas y animales; de las construcciones históricas; de la conversación con los lugareños; o de todo ello en conjunto.

La práctica del senderismo como un pequeño viaje dentro de otro viaje es muy recomendable y asequible para todos. Nos conecta con nuestro pasado. Nos devuelve la conciencia de quiénes somos y de dónde venimos. Al mismo tiempo nos saca del ritmo frenético de las ciudades. Nos coloca en un presente apacible, repleto de vidas que influyen cada una en su medida sobre todo lo existente.

A la hora de hacer una ruta a pie se disfruta más del recorrido en sí que de otra cosa. No importa tanto el hecho de llegar a un sitio. Se camina con el cuerpo y con la mente. La tecnología nos ha llenado de cierta arrogancia por la extrema sensación de control, que nos hace creer que tenemos sobre el entorno. Nos vuelve reacios a un ambiente natural. Yo abogo por recuperar nuestra humildad y acercarnos con amor a la naturaleza.

Deja tu comentario



- Nunca publicaremos tu correo electrónico.

- Ten en cuenta que cada comentario se revisará antes de ser publicado.

- Por favor, mantenga las formas y sea respetuoso con los comentarios.

No hay comentarios